Calidad en el Mercado.

¿Qué es la calidad? La respuesta a esta pregunta puede ser muy variada e inclusive con notables diferencias entre sí.

Por ejemplo, algunos conceptos que se escuchan al respecto son: hacerlo bien a la primera vez, satisfacer las necesidades del cliente, ser excelentes o adelantarnos a las expectativas del cliente. Sin embargo, dependiendo de la definición que se elige, la estrategia de implementación de la empresa es completamente diferente.

Así tenemos que:

La primera regla de los procesos de calidad dice “sólo hay una definición de calidad y esa definición la da el cliente”. Para un mercado turbulento, caracterizado por una competencia agresiva, donde los productos y servicios se vuelven obsoletos con rapidez y con clientes cada vez más exigentes y cambiantes se debe incluir un componente dinámico como el siguiente: “la estrategia de calidad que se basa en determinar los requisitos, deseos, y especificaciones del cliente, comparando con los ofrecidos por la empresa, reducir la brecha entre ambos y dar continuamente valor agregado al cliente en aquellos aspectos que él considere importantes.”

Este valor agregado puede encontrarse en mejorar el tiempo de entrega de producto, su presentación, su confiabilidad, etc. El único requisito es darle valor al consumidor donde lo considere y lo encuentre importante.

La base del éxito del proceso de mejoramiento es el establecimiento adecuado de una buena política de calidad, que se defina a partir de lo esperado por los clientes del producto o servicio que sea brindado. Dicha política requiere del compromiso de todos los componentes de la organización.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *